¡Hagamos Travesuras! Creativos&Medios Weblog, Editor Maynor Cruz


¡Macabra Comunicación!
Foto Antonio Morán de Cid News

Foto Antonio Morán de Cid News

Este blog está dedicado a la comunicación y nos ocupa especialmente a aquella que es comercial, pero con afán de proponer temas a discusión y analizar otros aspectos relacionados con esta ciencia, me parece importante recordar que no sólo los publicistas o mercadólogos transmitimos mensajes, de alguna forma es una técnica innata de todo ser humano, algo que nos diferencia de los animales. El tema de esta reflexión es sobre que también sectores marginados de la sociedad como los “mareros” (pandilleros) envían mensajes de muchas formas, lo hacen a través de sus tatuajes o por medio de un lenguaje no no verbal codificado, pero otras veces, sus forma de comunicación son macabras acciones. En las zonas marginales de la Ciudad de Guatemala se aprecian zapatos deportivos colgados en el alambrado público, algo que como lo señala mi amigo periodista Antonio Morán en el editorial de CID News (ver link al pie) es una forma intimidante para informar “ya otro que colgó los tenis”.

Maynor Cruz

http://cidnewsmedia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1263:ihoy-alguien-mas-colgo-los-tenis&catid=55:-ciudadania&Itemid=66

Anuncios


Ricardo Ubico: Expone fotografías “Mensajeros de Luz”
agosto 19, 2009, 7:16 am
Filed under: Varios | Etiquetas: ,

“El Gran Richard”, Ricardo Ubico, el lente detrás de la mayoría de fotos de Helados Sarita, realizará la exposición “Mensajeros de Luz” en la que retrata a niños con deficiencias como síndrome de down en una colaboración para la Fundación Margarita Tejada.

“TRicardo Ubicooqué el cielo como siete veces con esas fotos”, nos dijo Ricardo al darnos la invitación.

Abierta únicamente 28 y 29 de agosto, Galería Carlos Woods, 10 Ave. 5-49, z.14, Ciudad de Guatemala.



Exposición fotográfica: Foto 30: “Visiones del Centro Histórico”
agosto 18, 2009, 11:19 am
Filed under: Varios | Etiquetas: , , ,

Visiones del Centro Histórico, Guatemala

Exposición fotográfica: “Visiones del Centro Histórico”, Memoria Vital.

Daniel Chang, Ricardo Mata, Juan Carlos Menéndez, Roberto Quesada y nuestro amigo Ricardo Ubico.

Guatemala, Centro Cultural IGA desde el 30 de septiembre.



Pre-estreno: Creativos&Medios lanza campaña para Seguros CHN: bebés con 75 años

Seguros-CHN-Bebe, Creativos&Medios Guatemala

Para el relanzamiento de seguros y fianzas del Crédito Hipotecario Nacional de Guatemala, CHN,  realizamos una serie de piezas en las que los titulares parecían decir que niños o bebés tenían 75 años de edad, pero luego, en el texto explicábamos que se trataba de los 75 años de experiencia de la Aseguradora del CHN, la más antigua del país, un valor competitivo no explotado antes.



Entrevista con Eduardo Benchoam (Cine guatemalteco & publicidad parte II)

Maynor Cruz (MC) ¿Cuándo se habla del nuevo cine guatemalteco, a qué nos referimos?

Eduardo Benchoam (EB): Una nueva camada de jóvenes guatemaltecos están empezando a producir largometrajes. Ahora ya no son uno o dos cineastas que intentan proyectarse, sino quince, veinte o hasta treinta. No se si se puede hablar de un movimiento que reúna características similares como el New Wave Frances o el Neorrealismo Italiano, pero si estamos viendo más y más gente que quiere producir por amor al cine.

MC: ¿Crees que hay alguna relación histórica entre el desarrollo del cine guatemalteco y la Industria publicitaria en el país?

EB: Definitivamente existe un traslape. A diferencia del cine, la industria publicitaria se ha mantenido relativamente en producción constante. Esto permite a los involucrados en cine mantenerse económicamente solventes y creativamente activos mientras trabajan en publicidad.

MC: Figuras como Ridley Scott, Adrian Lyne o Alejandro González Iñárritu empezaron su carrera en el cine publicitario y luego pasaron a los largos metrajes, entonces, ¿por qué crees sucede eso en mercados grandes en los que ya existía una industria del cine?

EB: También existen cineastas que pasan a realizar comerciales. En los comerciales se vende un producto o imagen, y en el cine se cuenta una historia. Sin embargo, la preparación y el talento que se necesita para producir ambas es el mismo. Al dominar la técnica, no es muy difícil pasar a trabajar al otro ámbito.

En Guatemala se produce más publicidad que cine, y conforme la industria cinematográfica vaya creciendo, veremos más crossovers.

MC: ¿Cómo se diferencia el cine de la publicidad en relación al mensaje?

EB: Creo que la publicidad vende un producto o imagen, y el cine cuenta una historia.

MC: ¿Crees que todavía hay relación entre la Industria Publicitaria y las personas jóvenes que están haciendo cine en Guatemala?

EB: Definitivamente. La industria publicitaria y la de cine están empezando a madurar. Sin embargo, siguen siendo relativamente pequeñas. Esto significa que vemos a personas trabajando en ambas industrias.

MC: ¿Crees que la publicidad y el cine van a volver a unir sus caminos, pero a través de nuevos formatos como el “product placement”?

EB: Indudablemente. El desarrollo de la tecnología ha abierto nuevas posibilidades en cuanto a la forma en que se venden productos y películas. Creo que en el futuro cercano veremos nuevos modelos que involucran a la publicidad como protagonista para hacer que el cine sea sumamente accesible al público. Para el medio publicitario veo indispensable que encuentre nuevas formas de acercarse al mercado. Especialmente en Guatemala, los medios impresos y las vallas están super saturadas y carecen de impacto. El cine, por otro lado, emite la mayor carga emocional de cualquier medio sobre el espectador. Por ende, es natural que unan caminos. Esta tendencia ya se empieza a ver en otros países y en varios websites y blogs.



Entrevista con Mendel Samayoa (Cine guatemalteco & publicidad parte I)


Maynor Cruz (MC): ¿Cuándo se habla del nuevo cine guatemalteco a qué nos estamos refiriendo?

Mendel Samayoa (MS): Guatemala fue parte en los inicios del cine en el mundo. Fue de los primeros países de Latinoamérica, en donde se exhibieron muestras del nacimiento de este nuevo arte a finales del siglo IXX. Ya principios del siglo XX, el país se había unido al movimiento mundial. Entre los años 1950 a 1960, Guatemala estaba en una de las mejores posiciones con respecto a la Industria, produciendo largometrajes en co-producción con México, brindando largometrajes entre los mejores del área.
Sin embargo, el proceso, por muchas razones sociales, económicas, políticas, culturales y militares, el arte fue diluido, relegado a México y finalmente, casi truncado o silenciado, en el peor momento durante la guerra.
Con el advenimiento del video, resurgieron algunos intentos por contar historias nacionales, además de algunos intentos muy aislados y sin mayor repercusión en celuloide. Pero el público descorazonado y una nación desprovista durante muchos años de cultura de la imagen no concedió casi ningún valor a estos esfuerzos.
No fue sino hasta 1994 cuando un filme nacional sacudió al público chapín, EL SILENCIO DE NETO de Morningside Movies, redescubriendo el potencial de nuestras imágenes y nuestra idiosincrasia en la gran pantalla.
A finales del siglo XX, ya se habían filmado algunos proyectos más, dándole continuidad al “efecto NETO” y con el nuevo siglo se sobreviene una avalancha de realizaciones.

NUEVO CINE GUATEMALTECO:
(MS): A inicios de los dos mil, diversos colectivos se fundan en Guatemala, interesados en producir audiovisual nacional, Casa Comal, Luciérnaga, El Ángel de la Luna Llena, Caminos del Asombro, La Camioneta y algunos más fueron apareciendo en el contexto, mejor organizados y con intenciones concretas. Los resultados no tardan en aparecer. Sólo entre 2002 y 2004 se filman 3 largometrajes de ficción muy importantes: LO QUE SOÑÓ SEBASTIAN, Rey Rosa Producciones (selección en el festival Sundance), DONDE ACABAN LOS CAMINOS de El Ángel de la Luna Llena (premio en el festival de Trieste Italia a la mejor puesta en escena) y LA CASA DE ENFRENTE de Casa Comal (Selección oficial en Mostra de llelda).

En estos años, el cine guatemalteco realmente toma un nuevo impulso. Es en este clima y con mucho más interés (del público y de los realizadores) que se consolida una estructura incipiente en cuanto al séptimo arte. El CCU desarrolla dos Congresos Iberoamericanos de Cine y Televisión durante dos años consecutivos en Antigua Guatemala, El Festival ICARO se convierte en un certamen centroamericano y gana credibilidad y adeptos, Moralejas Producciones comienza a producir películas de alto impacto popular (DETECTIVES POR HERROR, LA MISTERIOS HERENCIA), La Casa Comal estrena su segundo largometraje LAS CRUCES y gana en el Festival de Cine Pobre de Cuba y en el Festival Internacional de Madrid.
Estudio C, una post-productora de efectos digitales, comienza a realizar en el país proyectos para Disney International y colaborando en grandes producciones de Hollywood como LAS CRÓNICAS DE RIDDICK o NARNIA.

El entusiasmo sigue en boga, se abren cursos y talleres de entrenamiento audiovisual (extensión universitaria USAC, Universidad Galileo, Casa Comal-USAC), los cineastas se comienzan a organizar, la televisión comienza a transmitir programas hechos en casa (Canal Antigua, Guatevisión y canales abiertos), decenas de cortometrajes y documentales comienzan a llenar el ambiente y comienzan a ganar premios y reconocimiento en el mundo. (EL PAJARO SOBREVIVIENTE, SWEET DALILA, AMORFO TE BUSQUÉ)

Luego en el año 2006, viene a Guatemala después de 40 años, a filmarse una película de capital estadounidense con actores de Hollywood: LOOKING FOR PALLADIN, una coproducción de El Ángel de la Luna llena y Pine Hill Productions, se filma en Antigua Guatemala, con grandes nombres como Ben Gazzara, Miss Thalia Shire (nominada a 2 Oscar) Vinnie Pastore (Los Sopranos) y los mexicanos Angélica Aragón y Pedro Armendáriz Jr.

El 2007 se configura como gran consolidador de esta ola. Se forma y lanza legalmente la Asociación Guatemalteca del Audiovisual y la cinematografía AGACINE. LAS ESTRELLAS DE LA LINEA de “Sin un Duro Producciones” se adjudica su distribución en BUENA VISTA HOME ENTRETAINMENT, se estrena el tercer largometraje de Moralejas UN PRESIDENTE DE A SOMBRERO con alta recaudación en taquilla y el tercer largometraje de Casa Comal VIP LA OTRA CASA. Caminos del Asombro Producciones gana un premio en San Petersburgo con el docu-ficción, DEL AZUL AL CIELO; Estudio C recoge otro premio en Milán; Iska Films gana con el documental SALTO AL SUEÑO.

Mientras ya se gestiona una GUATEMALAN FILM COMMISSION que dé acompañamiento y fomente las producciones internacionales, la gran noticia llega desde El Festival Internacional de cine de San Sebastián, España. El Largometraje GASOLINA de Melindrosa Films, ha ganado el premio de Cine en Construcción y el premio de la Casa de las Américas para finalizar su postproducción y el pase casi seguro a Cannes y Berlín.
Poco tiempo después LOOKING FOR PALLADIN se presenta en el prestigioso MARCHE DU FILM en CANNES.
No cabe la menor duda, el cine en Guatemala es una realidad con potencial, con reconocimiento mundial y con mucho por hacer en cuanto a la consolidación de nuestra cultura y nuestras costumbres.

Un cine que sobrevive, gracias al entusiasmo de sus realizadores, sus premios y centavos, así como a pequeñas ayudas internacionales. Triunfador, propósitivo, novedoso y sin embargo débil, desprotegido y con poco apoyo oficial, esperando su legislación para poder hacer patria y nación, para poner el nombre del país en la imaginación del globo, el dedo en el mapa y la atención en nosotros sus habitantes, pero con la dignidad y el honor que proviene de –como mínimo- el reconocimiento gubernamental de su existencia, su importancia cultural e histórica y su poder en el subconsciente colectivo de una humanidad, que vive la era del culto a la imagen y a la información mediática.

Fotograma de "Donde acaban los caminos", Mendel Samayoa

MC: ¿Crees que hay alguna relación histórica entre el desarrollo del cine guatemalteco y la Industria publicitaria en el país?

MS: Recuerdo que mis inicios fueron precisamente allí. En los ochentas yo salía apenas del colegio y me interesé en esto de la producción cinematográfica, claro que desde un punto de vista bastante ingenuo. Sin embargo, se puso a prueba mi tozudez y luego de limpiar, barrer, manguerear sets ya pasé a carpinterillo tramoya, pinta cosas, cuelga cuadros, pega etiquetas en los productos falseados de los pack o product shots. Finalmente terminé montando una empresa de efectos visuales y dirección de arte (A,C & B) en donde ya como estudiante avanzado de arquitectura proponía diseños, construía y maquillaba escenografías, props y accesorios fantásticos para vestuario.
Te cuento esto porque yo ví pasar muchos años de cine publicitario en Guatemala desde los inicios de los ochentas con Guede Films (Luis Palomo, Rolando Urrutia y Giovanni Fabbietti. Luego Ricky Barrilla de Panamá y alguno que otro extranjero) en donde en ningún momento escuché que alguien se interesara por hacer corto o largometraje en este nicho. Las exigencias eran otras y el mundo publicitario vivía un boom que los ocupaba lo suficiente para no pensar en otro género. Tal vez sí, un poco de documental con Rita Roesch. Mi primer recuerdo sobre cine de ficción, viene con Michell Vetter y con el largometraje LA NIÑA QUE VIO EL MUNDO DESDE ARRIBA. Mucha gente que trabajaba en CREA y técnicos de producción publicitaria, colaboraron con ese filme que -al menos a nivel nacional- no tuvo ninguna repercusión.
Concluyo que la relación histórica en el país del cine publicitario y el cine de ficción tiene poco y nada de común, a excepción de algunos técnicos empíricos formados en ese ámbito que ahora hacen incursiones periódicas al cine independiente.

MC: ¿Por qué directores como Ridley Scott (EL GLADIADOR), Adrian Lyne (NUEVE SEMANAS Y MEDIA) o Alejandro González Iñárritu (AMORES PERROS) empezaron su carrera en el cine publicitario y luego saltaron a los largometrajes, aún cuando ya estaban en mercados grandes y con industrias cinematográficas establecidas?

MS: Dirigir es un talento, como pintar, hacer música o bailar. Quien lo tiene, tarde o temprano lo va a explotar en el nivel más alto que lo permita su entorno, su audacia y su temple.

MC: ¿Crees que lo mismo ha pasado o pasará aquí y por qué?

MS: En Guatemala, las ideas o guiones que dan origen a los comerciales pensados para que los dirijan guatemaltecos son bastante básicos. No requieren de una dirección muy elaborada y están escritos para un público poco exigente. Por lo tanto lo veo lejano, al menos en películas elaboradas. Pero para eso existe la formación. Alguien que no sabe: que no sabe, está peor que el que sí sabe: que no sabe hacer películas y busca aprender.

MC: ¿Quiénes a tu criterio fueron esos maestros que abrieron camino al cine guatemalteco actual mientras estaban inmersos en el que hacer publicitario en el pasado?

MS: De los que te mencioné de la época de Guede Films (que por cierto la productora es de Puerto Rico) únicamente queda Rolando (Urrutia) haciendo comerciales en el país. Fuera de esto mencionaría a Guillermo Escalón que aunque salvadoreño, ha sido un gran pedestal del cine nacional y a partir de su estética de luz y su manejo de cámara. Jhon Dunn y Justo Chang (qepd) han hecho lo propio desde la academia, y Luis Argueta desde New York, que haciendo publicidad hasta la fecha, tuvo el arresto de hacer un largometraje y lo comercializó lo mejor que pudo.

MC: Se dice en el medio que muchos creativos son cineastas frustrados, ¿qué piensas de eso?

MS: Es un decir que abarca varias ideas: por ejemplo, los creativos publicitarios sueñan con reproducir ciertas tomas, escenas o momentos de largometrajes de ficción, en algunos casos por crear en sus consumidores cierta empatía por asociación, y en otros, por puro esnobismo. Por otro lado, la mayoría (no todos claro) son cinéfilos aplicados y no sé si sueñan con dirigir un largometraje, pues esto es un mundo que les es muy ajeno, pero sí con contar sus historias en ese tono; aún pasando por encima del director de cine publicitario que muchas veces debe filmar lo que el creativo quiere y no cómo se debe hacer. Por último, este sueño basado en largometrajes pone “a palitos” a muchos productores de publicidad, pues claro, no es lo mismo una toma hermosa en “cable cam” en la “Lista de Shcindler” que describe todo un mundo de guerra y que dura 3 minutos y que costó una cubeta de euros, que tratar de dar el mismo clima, movimiento y narrativa, a una pequeña toma dentro de una historia de 30 segundos. Luego, la cosa no se ve como soñaron…obvio. O también, me tocó ver unas ensaladillas de tomas editadas a 30 segundos de “partes” de comerciales sacados de –por ejemplo- un reel da leones de oro de Cannes y lo que se pretendía era emular esta historia contada con pedazos de otra, con un presupuesto que no llegaba ni a una tercera parte de ninguno de los que en conjunto armaban. El ejemplo…de una ingenuidad sorprendente!

El creativo publicitario es un vendedor nato y eficiente, es alguien que está todo el día soñando con miles de estrategias para que un producto cause necesidad de consumo. Ese es su trabajo. Loable sí, pero debe dejar el cine en las manos de los cineastas. Contar una historia con una secuencia de planos tomados con un aparato que registra dos dimensiones en un marco definido es más que grabar la piñata de nuestro bebé. El creativo debería, en mi personal forma de pensar, darnos el argumento, la idea, el plot central de lo que quiere contar. Inclusive, hacer el guión debería estar en manos de un cineasta. Luego el copy puede agregar frases o tag lines que intensifiquen la misión de la pieza. Pero la realización es un mundo que no pertenece al mundo de las ventas, es un idioma específico que se llama cine publicitario y el traductor es el director.

MC: Muchos conocedores, entre ellos el fotógrafo Oliviero Toscani de las campañas de Benetton dicen que la publicidad es “la más grande expresión de arte de la actualidad” por su alto despliegue de piezas y por su vocación multidisciplinaria, que de alguna forma, es parecida a la del cine en donde se necesitan actores, directores, directores de iluminación, de arte, gente para props, escenografías, gráficas 3D, sonidistas, etc, etc.

¿Crees que esto conlleva una retroalimentación de talentos?

MS: Lo que yo rescato de la cinematografía publicitaria es esa capacidad innegable de la síntesis. Para un director, cineasta o editor, esa escuela es realmente un plus, pues se deben contar historias en segundos y esto te da mucho filo a nivel de narrativa. Sin embargo, no lo pondría (con el respeto que me merece el señor Toscani y toda su estética pop incuestionable e incluyente) a nivel de arte. Creo que es mucho otorgarle a piezas completas dedicadas al consumo de un determinado bien o producto ese adjetivo. Aunque hay algunas realmente sorprendentes y muy estéticas.

MC: ¿Cómo se diferencia el cine de la publicidad en relación al mensaje?

MS: Justamente. Yo me muevo en el cine de ficción, industrial, un cine que no tiene complejos con ser comercial, un cine que persigue que el cine bueno también sea cine de éxito, sustentable. Pero el extremo de crear, escribir, filmar postproducir y exhibir una pieza con el único y absoluto objetivo de crear consumo, es un paradigma que no tiene cercanía con el cine de ficción. La propaganda tiene sus parámetros y el cine de ficción o entretenimiento los suyos. Claro, siempre habrán excepciones como en todo. La diferencia es conceptual.

MC: ¿Crees que todavía hay relación entre la Industria Publicitaria y las personas jóvenes que están haciendo cine en Guatemala?

MS: La industria publicitaria está cambiando y por lo que he escuchado últimamente ya no se organiza de la manera en que yo la conocí. Los medios son otros y lo alternativo cobra cada vez más fuerza. Los hilos que unen estas dos industrias son solamente actividades técnicas comunes, como algunas cámaras, luces, edición y sonido. Sin embargo, la estructura creativa que da lugar a un spot y todo el trabajo cinematográfico que se deriva de allí tiene claramente otro matiz, otro sentido y otra energía interna que cuando se hace un cortometraje o un largometraje. Tal vez conviven más en un videoclip que pretende vender al intérprete y su obra musical. Otros ejemplos, son el reportaje y el cine documental. Los falsos documentales muy de moda, los documentales ficcionados y los teleteatros o teleseries. Pero, el cine serio (comercial, artístico o intelectual) casi no comulga con el publicitario. Lo que si se da mucho es que las mismas personas elaboran uno y otro. Esto ya es una elección muchas veces personal y otras de dinero.

MC: ¿De qué forma te ayudó tu experiencia en le mundo de la publicidad a la hora de realizar cine?

MS: En mi caso en el cine publicitario que hice durante muchos años, lo que realmente agradezco es las “horas-cámara” u “horas-plató” que llevo en el cuerpo, pues en 10 años estuve 100 veces mas horas filmando: exponiendo negativo, revelando, sonorizando y post-produciendo película que cualquiera que hizo en el mismo período solo cine de autor. Eso sin mencionar que la publicidad por su carácter “aspiracional” te pone en contacto (al menos en Chile) con la vanguardia mas actualizada de tecnologías, cámaras, luces, gripería , negativos y efectos de post, sonido, pues manejan casi siempre presupuestos que contabilizados por minuto de filmación son realmente solo alcanzados por las películas mas caras de la tierra.

MC:¿Crees que la publicidad y el cine van a volver a unir sus caminos, pero a través de nuevos formatos como el “product placement”?

MS: Creo que este factor todavía está verde en el país. Por lo que he visto de cine nacional hay dos tendencias: relegar el “product placement” a una especie de nicho diabólico y repugnante dentro de un filme “artísticamente puro” o por el contrario vulgarizarlo hasta el ridículo interrumpiendo la historia con una mención o marca que resulta mas que un insulto al espectador comprometido. Una marca o producto que realmente está consciente del valor de un largometraje y todo lo que este implica en aporte cultural, histórico, de autoestima, de nación, de registro y de arte no dudará en colocar su producto asociado de manera directa o indirecta con el proyecto. Sin embargo, para no causar rechazo -que sería la antítesis de la publicidad- deberá ser muy cuidadoso en no exigir que se convierta en un estorbo a la historia que se está contando ni a la estética o situación verosímil que se está presentando.
La presencia de marcas y productos en pantalla, mención, acción o créditos finales o hasta incluso como sponsor en póster o lanzamientos y premiers es una práctica que llevada con inteligencia y sentido común, puede crear toda una ventana en un medio alternativo que como antes mencioné, es lo actual en el inquieto y reluciente mundo de la publicidad. Solo hay que prestar mucha atención al respeto que merece una pieza contada para entretener, denunciar o artísticamente interpretar una historia por sí misma y no por la parte vendible de su contenido. Mientras se mantenga esta armonía no tiene por qué ser un tabú para los cineastas colocar un producto con etiqueta o marca dentro de una escena que de cualquier manera va a existir, ni para los comerciantes que su etiqueta, marca o producto tenga obligadamente que ser el punto de atracción, buenaventura o sujeto de posición especial en cuadro, ni tratamiento especial en la narrativa. La audiencia es cada vez mas sofisticada por lo que no se debe subestimar, la presencia de una marca o producto dentro de una trama que lo necesita puede ser de lo mas elegante y sutil y aun así ser percibida, una mínima clave es suficiente para el espectador.



Conversaciones chapinas sobre cine y publicidad

Maynor Cruz Batres, Creativos&MediosDurante los últimos años el cine chapín ha experimentado un auge en su producción y un sorpresivo éxito en festivales internacionales, lo que lleva a pensar que finalmente tenemos una industria cinematográfica emergente en el país.
Hasta hace algún tiempo, los soñadores que aspiraban a trabajar en Cine se alojaban como inmigrantes dentro de la publicidad local, porque era casi el único sitio en donde podían acceder a equipos y talentos propios una industria cinematográfica formal. Pero, al final del día ¿qué tanta relación existe entre el cine publicitario y el cine guatemalteco?
Para tener mayor comprensión sobre el tema invite a conversar alrededor del aroma del mejor café del mundo y de un paquete grande de champurradas a dos amigos y cineastas destacados en Guatemala. Por un lado Mendel Samayoa, uno de los líderes del nuevo movimiento nacional; mi otro invitado es Eduardo Benchoam, uno de esos nuevos directores que han nacido con el cambio. El resultado fue una charla sincera, amena, pero muy reveladora.

Las entrevistas completas están disponibles en este blog.

https://pachis2.wordpress.com/2009/08/04/entrevista-con-mendel-samayoa-cine-guatemalteco-publicidad-parte-i/

https://pachis2.wordpress.com/2009/08/04/entrevista-con-eduardo-benchoam-cine-guatemalteco-publicidad-parte-ii/