¡Hagamos Travesuras! Creativos&Medios Weblog, Editor Maynor Cruz


¿Un W.C. con 400 asientos? El ruido en la comunicación…

En cierta ocasión una familia inglesa pasaba sus vacaciones en Escocia y en uno de sus paseos observaron una casita de campo; de inmediato les pareció cautivadora para su próximo veraneo. Indagaron quién era el dueño de ella y resultó ser un pastor, al que se dirigieron para pedirles que les mostrara la pequeña finca. El propietario les mostró el lugar. Tanto por su comodidad como por su ubicación, fue del agrado de la familia, quedando comprometidos para alquilarla el siguiente verano.

De regreso a Inglaterra, repasaron detalle por detalle cada habitación y de pronto, la esposa recuerda no haber visto el W.C. (Water Closet o baño). Dado lo práctico que son los ingleses, decidió escribirle al pastor preguntándole por ese servicio, en los siguientes términos:

“Estimado Pastor: soy de la familia que hace pocos días visitó su finca con deseos de alquilarla para nuestras próximas vacaciones y como omitimos enterarnos de un pequeño detalle, quiero suplicarle que nos indique más o menos donde queda el W.C.”. Finalizó la carta y como es de rigor la envió.

Al abrir la carta, el pastor desconoció la abreviatura W.C., pero creyendo que se trataba de la capilla de su denominación que se llamaba Wells Chapel envió una carta contestando en los siguientes términos:

“Estimada señora, tengo el agrado de informarle que el lugar a que usted se refiere sólo queda a 12 Kms. de la casa, lo cual es molesto, sobre todo si se tiene la costumbre de ir con frecuencia, pero algunas personas viajan a pie y otras en omnibus, llegando todas en el momento preciso. Hay lugar para 400 personas cómodamente sentadas y 100 de a pie. Los asientos están forrados de terciopelo rojo y además hay aire acondicionado para evitar sofocaciones. Eso sí, Se recomienda llegar a tiempo para alcanzar lugar”.

“Mi mujer, por no hacerlo así hace 10 años tuvo que soportar el acto de pie y desde entonces, no utiliza más ese servicio. Los niños se sientan juntos y seriamente cantan en coro. A la entrada se les entrega un papel a cada uno y las personas que no alcanzan a la repartición, pueden usar el papel del compañero de asiento, pero al salir deben devolverlo para continuar dándole uso durante todo el mes. Que hermosa actitud”.-Proseguía la carta.

“Todo lo dejan depositado allí y será para dar de comer a los pobres huérfanos del hogar. Hay fotógrafos especiales que toman fotos en todas las poses, las cuales serán publicadas en el diario de la ciudad, en la página social. Así el público podrá ver a las altas personalidades en actos tan humanos como éste.”

La señora, al leer la carta, estuvo a punto de desmayarse y luego de contarle lo ocurrido a su esposo, consideraron mejor, cambiar el lugar de su próximo veraneo.

Ejemplo del ruido en la comunicación.  Autor Desconocido.

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

hola, perfecto ejemplo sobre el ruido relativo a las ambigüedades, excelente! gracias!

Comentario por Giovanni

Sí, o el “público podrá ver a las altas personalidades en actos tan humanos como éste”.

Comentario por Blog Creativos&Medios

Fenomenal historia!
Que peligroso no ser claros en nuestro negocio.

Comentario por Irma de Sandoval




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: