¡Hagamos Travesuras! Creativos&Medios Weblog, Editor Maynor Cruz


Gradas mosaico

Un hermoso mosaico sobre 163 escalones en San Francisco. Los artistas Aileen Barr y Colette Crutcher unieron sus fuerzas a la de más de 300 voluntarios de la comunidad para crear en dos años y medio el proyecto inspirado en un trabajo similar en Río de Janeiro.

Fuente: http://9wows.com



El clásico autobus londinense se ejercita para las olimpiadas…

Ventanenando: El  autobús rojo londinense de dos pisos, ícono de la ciudad, se ha puesto a tono con los Juegos Olímpicos. La obra del artista checo David Cerny  ha sido equipada con enormes brazos mecánicos que cuando se enciende realiza flexiones. El trabajo ha sido encargado para los Juegos Olímpicos y estará abierta al público fuera del Business Design Centre de Islington.

Fuente: http://www.artlyst.com



“La verdadera historia de los Superhéroes”

Dulce Pinzón es una artista mexicana que vive en Nueva York. En su sitio de internet confiesa que su inspiración viene de cuestionar temas como la identidad, las frustraciones políticas o culturales. Su nueva serie: “La verdadera historia de los Superhéroes” yuxtapone el concepto del típico superhéroe americano con el humilde trabajador hispano. Toda una aproximación artística al drama migratorio de los hispanos en Estados Unidos.

Para el estadounidense promedio, la obra de Pinzón, seguramente representa un desafío, ya que pone de manifiesto aspectos escondidos como la existencia de una doble moral, ignorancia e indiferencia hacia un sector vulnerable, pero a la vez, es necesario para mantener el ritmo de Nueva York y muchas otras ciudades.

Las fotografías dicen algo muy diferente a los latinoamericanos, porque si bien es cierto, el objeto directo del trabajo son mexicanos, lo conceptos tienen vigencias para otros pueblos como los guatemaltecos, nicaragüenses o salvadoreños, debido a que las imágenes de Pinzón retratan una cruda realidad.   Gente honrada que en tierra extraña busca las oportunidades que se le negaron en casa.   Personas que antes de en listarse en la “mara” del barrio, prefirieron emigrar, aún sabiendo los peligros que esto representaba para sus vidas y el riesgo de perder a la familia para siempre. Personas comunes que realizan  jornadas heroicas en medio de una sociedad que las rechaza y condena a vivir en el anonimato so pena de deportación, y desde donde se las arreglan para enviar una tajada importante de sus ingresos para la manutención los seres queridos que dejaron atrás. Además, es bien sabido que la suma de todas esas remesas contribuyen en gran medida a oxigenar y sostener economías deficientes en gobiernos como el guatemalteco que los tiene un poco menos que olvidados.

Maynor Cruz Batres

Creativos&Medios (www.creativosymedios.com)

Fuente: http://www.dulcepinzon.com



Frase julio: Solo lo importante no se olvida


“Tendemos a percibir y recordar solamente aquello que consideramos nuevo e importante. El resto es abandonado y olvidado.”

Antonio Damasio, Premio Príncipe de Asturias a la Investigación



Virales: El tío Drew

Ventaneando por la Red, encontré esta travesura: Los aficionados al baloncesto en Estados Unidos vieron una cara familiar en la transmisión de los primeros partidos de la NBA; durante las pausas comerciales aparece un viejo jugador de “Basquet ball”. El nombre del desenfadado anciano es “tío Drew”.

Lo interesante es que el video nunca fue pensado para su difusión televisiva sino como viral de YouTube, sin embargo, la marca Pepsi Max no tuvo más remedio que comprar tiempo de aire después del éxito en línea con más de 10 millones de de vistas.

La síntesis del video original: Un joven jugador de baloncesto en Nueva Jersey trae a su tío que dice ser un antiguo jugador llamado Drew. Al principio  juega como era de esperarse de un caballero de la tercera edad. Luego se transforma ante la mirada atónita de los otros jugadores y del público, encestando como solo lo puede hacer una joven estrella; al final se descubre que Drew es en realidad el deportista Kyrie Irving envejecido gracias al maquillaje.